El Gabinete Económico definió la nueva modalidad del ATP 7, la asistencia estatal a las empresas en el marco del Programa de Asistencia a la Producción y el Trabajo para los sectores “críticos” de la economía nacional castigados por la pandemia por coronavirus.

Los sectores considerados “críticos” son: turismo, entretenimiento, cultura, salud, deportes, venta de artículos regionales de cuero, talabartería y marroquinería, alquiler de equipos de transporte y algunos servicios ligados al transporte aéreo.

Por el ATP, creado por la pandemia por coronavirus, el Estado paga desde 1 hasta 1.5 Salarios Mínimos Vitales y Móviles (entre $16.875 y $25.312) por empleado a las empresas cuya facturación de agosto 2020 haya caído frente al mismo mes de 2019 y desde 1.25 y hasta 2 Salarios Mínimos Vitales y Móviles (entre $21.093 y $33.750) por empleado a las que realicen actividades consideradas críticas, hasta diciembre de 2020.

El miércoles pasado, en la única vez que el Gabinete deliberó en el Ministerio de Economía, se analizaron las “proyecciones de la administración fiscal para lo que queda del año” y se hizo revisión de las medidas adoptadas por el ATP.

Dónde y cuándo se acredita el ATP

Los fondos pagados por el Estado -más allá de que sean como aporte estatal o como crédito a tasa subsidiada- son depositados directamente en la cuenta bancaria de los empleados.

La fecha exacta en la que se deposita el tiene ligeras variaciones. Pero desde el comienzo de cada mes, el propio trabajador puede consultarla fácilmente en la página de la Anses (https://servicioscorp.anses.gob.ar/ATPConsulta/) ingresando su número de CUIT.

Como el ATP cubre hasta el 50% del salario (y con el tope de dos salarios mínimos), corresponde a la empresa depositar el resto del sueldo de sus trabajadores.