El intendente de Ensenada, Mario Secco, dijo esta mañana que la campaña que comenzó ayer para la vacunación contra el coronavirus trajo «una alegría tremenda» y aseguró que el distrito bonaerense está preparado para vacunar a 5 mil personas por día.

«Ayer empezamos a vacunar y eso trae alegría tremenda, hay una esperanza», afirmó el intendente en declaraciones a radio Provincia.

En ese sentido, aseguró que «la gente se quiere vacunar y ve en la vacuna la posibilidad de volver a la normalidad con un plan diferente al anterior».

«Ya atendí hoy 50 personas y todos vienen a preguntarme cómo hay que hacer para vacunarse. Les explico que esto es ahora para la primera línea. Yo no me vacuné porque prefiero que se la den a una enfermera. Yo tuve coronavirus, tengo los anticuerpos y me voy a vacunar con la población; tengo ganas de vacunarme como todos los demás, pero voy a esperar a enero», indicó.

Secco detalló que Ensenada está preparada para vacunar a 5 mil personas por día. «Se nos enviaron 450, nosotros tenemos 1.100 trabajadores de la salud provinciales y 600 municipales así que esperamos la llegada de más dosis, pero ya se comenzó a trabajar y eso es importante”, apuntó.

Al referirse a los cuestionamientos de medios de comunicación sobre la vacuna rusa Sputnik V, dijo que «no tienen idea lo que es está abajo» y que «están lejos de la realidad».

«La gente de lo único que me habló ayer es de cuando les toca vacunarse, no saben la presión que hay abajo para vacunarse», subrayó y criticó a los medios que «hablan de la vacuna rusa, o dicen que la norteamericana es mejor».

En relación a la evolución de contagios de Covid-19 en el distrito, el jefe comunal señaló que «el trabajo de barrio por barrio alcanzó para bajar el pronóstico de Ensenada y no fue tan malo como se nos había anticipado».

«El Gobierno nacional y el provincial enviaron respiradores, teníamos dos viejos y ahora tenemos 48 nuevos. Todos los días salimos a pelear esta pandemia. Mientras más se invierte, menos casos vamos a tener”, completó.

Por otro lado, Secco señaló que «le dolió mucho poner retenes para que no ingresen colectivos a las playas».

«Los colectivos deben venir con los pasajeros sentados con cinturón. En verano recibíamos 400 micros por día y ahora tenemos que aplicar las medidas de prevención porque no quiero que con un micro se pierda todo el trabajo logrado”, indicó.